Divulga Inspira
App Inspira

Enseñar a respirar a los niños: la educación respiratoria es curativa y preventiva

Publicado por el 8 de enero del 2009.

Los ejercicios respiratorios son útiles a cualquier edad, ya que favorecen la oxigenación de todo el cuerpo,  y en especial del cerebro.

La educación respiratoria en los niños tiene beneficios importantes en su salud:

  • Ya que le ayuda a combatir los efectos negativos de la vida estresante en la ciudad.
  • Y para  aquellos niños en particular, que padecen alguna patología respiratoria, sirve como terapia preventiva y curativa.

El ritmo de vida en las grandes ciudades, la vida estresada de los padres, el reducido espacio de las viviendas, los videojuegos, la televisión, la presión escolar y muy a menudo, la falta de normas a nivel educativo provocan que los niños presenten problemas de hiperactividad, agitación, falta de concentración. Todos estos factores pueden provocar en el niño estrés, ansiedad o depresión.  La educación respiratoria permite al niño sentirse más tranquilo, calmar su mente, relajarse, estar más seguro, aprender a descansar y a concentrarse. La buena oxigenación cerebral se traduce en un mejor rendimiento escolar.

La contaminación de las ciudades, unida al hecho de que los niños participan en colectividades desde muy pequeños (acceden a la guardería desde los 4 meses), los niños son susceptibles de sufrir problemas de bronquitis, bronquitis asmática de repetición, asma o infecciones de repetición. El 10% de la población infantil es asmática.

La educación respiratoria es curativa y preventiva:

  • Enseña al niño a eliminar las mucosidades de la vías respiratorias superiores y de los bronquios: sonarse, expectorar.
  • Aumenta la capacidad respiratoria, favorece la apertura de los alveolos pulmonares, produce una mejor oxigenación celular.
  • Fortalece toda la musculatura de la caja torácica, la musculatura de la espalda y del diafragma.
  • Es muy importante para los niños que padecen de bronquitis, rinofaringitis, neumonías de repetición, aprender a eliminar las mucosidades de los bronquios para evitar la cronicidad y las complicaciones más graves.
  • El niño aprende a tener conciencia y a dominar su respiración, lo que le permite dominar su mente.
  • Es clave para los niños asmáticos, ya que les enseña a dominar su enfermedad.
  • Proporciona buenos hábitos de higiene.

Las técnicas respiratorias se pueden realizar en interiores o al aire libre fuera de la ciudad. Pero siempre, deben ajustarse a la edad del niño:

  • Niños menores de 2 o 3 años: Fisioterapia respiratoria.
  • Niños mayores de 3 años: en forma de juegos.
  • Niños mayores de 10 años: ejercicios respiratorios conscientes.

Por otra parte, los ejercicios en grupo son más eficaces porque son más lúdicos y divertidos para el niño.

Los ejercicios respiratorios dan excelentes resultados en personas con patologías respiratorias después de uno o dos años de práctica regular entre una y dos veces por semana. En cuanto a problemas de estrés y de ansiedad, se ha demostrado su eficacia ya que ayudan a que el niño se sienta más tranquilo y seguro.

Enseñar a respirar a los niños, por tanto, es fundamental para prevenir enfermedades y ayudarles a sentirse mejor en su día a día. Por eso, en INSPIRA animamos a los padres a interesarse por esta práctica y llevarla a cabo con sus hijos, bajo la tutela de profesionales preparados, como una parte más de su educación en la salud.

Recomendaciones útiles para combatir constipados, bronquitis, anginas o gripes

En los últimos días, hemos tenido noticia, a través de los medios de comunicación, sobre enfermedades que proliferan por este tiempo como constipados, anginas, bronquitis o gripes. Inspira se ha puesto en contacto con profesionales del Centro Médico Doctores Esteve, Lorido y Montero para elaborar una guía sencilla de sugerencias que nos ayudarán a combatirlas:

  • Alimentación equilibrada: Es básica para nuestra salud, especialmente durante el tiempo que dure la afección, a pesar de que no siempre se le da la suficiente importancia. La dieta debe incluir un mínimo de dos piezas de fruta al día, una con alto contenido en vitamina C (mandarinas, naranjas y kiwis). Además, es esencial comer verduras y reducir al mínimo el azúcar refinado y los alimentos que lo contengan.
  • Tratamiento preventivo: Se recomienda tomar un suplemento de minerales y homeopatía para reforzar el sistema inmunitario, ya sea específico para el niño o general. Son apropiados el Oscillococcinum para aliviar los síntomas de la gripe, los constipados y bronquitis con otitis y la Equinacea para combatir cualquier tipo de infección, para niños mayores de 2 años.
  • Paseos al aire libre una vez por semana: Para los niños, los paseos incluyen los saltos y correr, ya que de esta forma se oxigenan, lo que fortalece el sistema inmunológico.
  • Lavar la nariz con suero fisiológico o agua de mar esterilizada.
  • Ejercicios respiratorios con asistencia profesional: Son importantes para eliminar mucosidades y tambien, en caso de que exista tendencia a la bronquitis o la neumonía.

Por último, en casos leves de constipados que se encuentran en sus primeros síntomas (estornudos, escalofríos y algo de mucosidad), se recomienda tomar:

  • 1 tubo  de Oscillococcinum por la mañana o por la noche durante 3 días.
  • 3 gránulos de Allium Cepa 9ch, 4 veces al día, durante 5 días.
  • Zumos de naranja, mandarina, pomelo y líquidos en general.

En Inspira esperamos que estas recomendaciones te sean de utilidad y te ayuden a pasar un invierno más saludable.

versión pdf

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

*

Inspira una vez al mes

E-mail

Nombre



Búsqueda

Buscar por fecha
Búsqueda por categoría
Buscar en buscador

Buscar por fecha
Búsqueda por categoría
Buscar en buscador

Twitter